Archivo de la etiqueta: libertad

Masquedecálogo que todo profesor debería desear enseñar a sus alumnos.

El 16 de diciembre de 1951, Bertrand Russell aprovechó una colaboración para la New York Times Magazine para divulgar una vez más la razón, mediante un artículo titulado The best answer to fanaticism: Liberalism.

Les he combinado con unas viñetas de máxima actualidad de El Roto

1. No estés absolutamente seguro de nada

Russell aclamaba con frecuencia que estaba más convencido de su método de hacer filosofía, el método del análisis, más que de sus conclusiones filosóficas.

http://es.wikipedia.org/wiki/Incertidumbre

Imagen

2. No creas conveniente actuar ocultando pruebas, pues las pruebas terminan por salir a la luz.

3. Nunca intentes oponerte al raciocino, pues seguramente lo conseguirás.

Imagen

4. Cuando encuentres oposición, aunque provenga de tu esposo o de tus hijos, trata de superarla por medio de la razón y no de la autoridad, pues una victoria que dependa de la autoridad es irreal e ilusoria.

5. No respetes la autoridad de los demás, pues siempre se encuentran autoridades enfrentadas.

 

 

6.  No utilices la fuerza para suprimir las ideas que crees perniciosas, pues si lo haces, ellas te suprimirán a ti.

7. No temas ser extravagante en tus ideas, pues todas la ideas ahora aceptadas fueron en su día extravagantes.

8. Disfruta más con la discrepancia inteligente que con la conformidad pasiva, pues si valoras la inteligencia como debieras, aquélla significa un acuerdo más profundo que ésta.

9. Muéstrate escrupuloso en la verdad, aunque la verdad sea incómoda, pues más incómoda es cuando tratas de ocultarla.

 

10. No sientas envidia de la felicidad de los que viven en el paraíso de los necios, pues sólo un necio pensará que eso es la felicidad.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo masquedecálogos, Personal, universidad

Sorprendido

Sobre la Cañada

Deja un comentario

Archivado bajo Personal

NO SOPA. Ley de cese a la piratería en línea

El Stop Online Piracy Act (Español: Ley de cese a la piratería en línea) también conocido como Ley SOPA o Ley H.R. 3261; es un proyecto de ley introducido en la Cámara de Representantes de los Estados Unidos el 26 de octubre de 2011 por el representante Lamar S. Smith, y un grupo de copatrocinadores bipartidario formado inicialmente por 12 miembros. El proyecto de ley extiende las competencias del Departamento de Justicia de los Estados Unidos y amplía las capacidades de los propietarios de derechos intelectuales para combatir el tráfico online de contenidos y productos protegidos, ya sea por derechos de autor o de propiedad intelectual. Entre estos se pueden contar por ejemplo música, películas, libros, obras artísticas y productos copiados o falsificados que no tributan las correspondientes tasas a los propietarios de sus derechos de autoría o invención.1 Actualmente, y antes de ser presentada ante el Comité Judicial de la Cámara (de Representantes), presenta una estructura similar al Acta PRO-IP del año 2008 y su correspondiente proyecto de ley ante el Senado el Acta PROTECT IP (Acta de protección de propiedad intelectual)

Seguir leyendo http://es.wikipedia.org/wiki/Stop_Online_Piracy_Act

http://www.nosopa.org/

Deja un comentario

Archivado bajo Derechos, Internet, NO SOPA, universidad

Nuevo contrato social siglo XXI


Este Contrato Social es un acuerdo que firmamos cada mañana, simplemente, no haciendo nada. Destaca los efectos de nuestra innegable predilección por la comodidad, la indiferencia, la ceguera, la sumisión y la idiotez de todos nosotros.

Nuestro tácito Contrato Social dice:

1.- Acepto la búsqueda desesperada del beneficio propio como fin supremo de la Humanidad y la acumulación de riqueza como la máxima realización de toda la vida humana, aunque soy consciente a veces de que este funcionamiento engendra dolor, frustración y cólera a la inmensa mayoría de los perdedores.

2.- Acepto la exclusión social de los marginados, de los inadaptados y de los débiles, porque considero que la carga que puede asumir la sociedad tiene sus límites y ellos deben quedar excluidos.

3.- Acepto que tiremos diariamente toneladas de comida para que los precios e índices bursátiles no se derrumben, en vez de repartir esa comida a los necesitados e impedir que millones de personas mueran de hambre.

4.- Acepto el dominio del petróleo en nuestras economías, aunque sea una energía costosa, sucia y contaminante; y estoy totalmente de acuerdo en impedir todo intento de sustituirlo por otras mejores fuentes de energía. Si se descubriera un medio gratuito de producir energía, es evidente que sería nuestra perdición.

5.- Acepto que se divida a la opinión pública creando partidos de derecha y de izquierda, que tendrán como pasatiempo la pelea entre ellos, haciéndome creer de esta manera, que el sistema está mejorando y avanzando.

6.- Acepto que la idea de “la felicidad” se reduzca a la comodidad; acepto que “el amor” se reduzca al sexo; y acepto que “la libertad” se reduzca a la satisfacción de todos los deseos, como me repite la publicidad cada día. Consumiendo sin desmayo contribuyo al sano funcionamiento de nuestra economía.

7.- Acepto que el valor de una persona sea siempre proporcional a su cuenta bancaria y que se aprecie su utilidad en función de su productividad y no de sus cualidades.

8.- Acepto que se premie exageradamente a los deportistas famosos y a los actores taquilleros y se recompense con suma prudencia a los profesores y médicos encargados de la educación y la salud de nuestras futuras generaciones.

9.- Acepto que se destierre de la sociedad a las personas mayores, cuya experiencia y sabiduría en absoluto necesitamos puesto que somos la civilización más evolucionada del planeta (y sin duda del universo).

10.- Acepto que se me muestren las noticias más negativas y aterradoras del mundo todos los días, para que así yo pueda apreciar cuánta suerte tengo de vivir en Occidente. Sé que mantener el miedo en nuestros espíritus es realmente beneficioso para todos nosotros.

11.- Acepto que los industriales, militares y jefes de Estado celebren reuniones regularmente para que, sin consultarnos, tomen decisiones que comprometen el porvenir de la vida, la salud y el bienestar del planeta y de todos nosotros.

12.- Acepto que se haga la guerra para así hacer reinar la paz. Acepto gustoso la muerte de todos aquellos seres humanos que los gobiernos decreten que son mis enemigos.

13.- Acepto también que el primer gasto de los Estados sea el de defensa y que los conflictos se creen artificialmente para deshacernos del enorme stock de armas y así poder renovarlo y hacer que la economía mundial siga avanzando.

14.- Acepto que los bancos internacionales presten dinero a los países que quieren más armas para combatir. Soy consciente de que es mejor financiar a los dos bandos en conflicto para así estar seguros de ganar dinero y prolongar los conflictos el mayor tiempo posible, con el fin de poder arrebatarles finalmente sus recursos si no pueden devolver los préstamos recibidos.

15.- Acepto que las multinacionales se abstengan de aplicar los progresos sociales de Occidente en los países desfavorecidos, pues que ya es una suerte para ellos que los hagamos trabajar. Prefiero que se utilicen las leyes vigentes en esos países pobres para hacer trabajar a los niños en condiciones inhumanas, miserables y precarias. No nos está permitida ninguna injerencia en los asuntos privados de esos países en nombre de los derechos humanos.

16.- Acepto que los grandes laboratorios farmacéuticos y los industriales agroalimentarios vendan, en los países más empobrecidos, los productos experimentales, los caducados o los que contengan substancias prohibidas en Occidente.

17.- Acepto que el resto del planeta, es decir más de siete mil millones de individuos, puedan pensar de otro modo a condición de que no vengan a expresar ni a compartir sus creencias y nociones filosóficas primitivas en nuestra casa.

18.- Acepto la lenta pero segura destrucción de los bosques, la extinción de especies animales y la casi desaparición de la vida en nuestros ríos y océanos. Acepto el aumento de la polución industrial y de la dispersión de venenos químicos y de elementos radiactivos en la naturaleza, como algo necesario y natural.

19.- Acepto toda esta situación porque creo y supongo que no puedo hacer nada para cambiarla o mejorarla. Acepto ser tratado, a diario, como ganado, porque también lo aceptan todos los demás y porque definitivamente pienso que las mayorías deciden y lo hacen con enorme sabiduría y razón.

20.- Acepto este nuevo Contrato Social con los ojos cerrados, sin plantear ninguna objeción, porque siempre he preferido ver la realidad de las cosas tal como el sistema me las presenta y además porque estoy demasiado ocupado con mi subsistencia y con el resto de mis preocupaciones.

Fuente: El Periscopio

1 comentario

Archivado bajo Derechos, Personal

14 de ABRIL

paz-activaImagen tomada de: http://citywiki.ugr.es/wiki/Bienvenida

14 de Abril de 1931, Antonio Machado nos cuenta su experiencia ese día y lo que piensa que sucedió después

Fue un día profundamente alegre –muchos que ya éramos viejos no recordábamos otro más alegre-, un día maravilloso en que la naturaleza y la historia parecían fundirse para vibrar juntas en el alma de los poetas y en los labios de los niños.


Mi amigo Antonio Ballesteros y yo izamos en el Ayuntamiento la bandera tricolor. Se cantó La Marsellesa; sonaron los compases del Himno de Riego. La Internacional no había sonado todavía. Era muy legítimo nuestro regocijo. La República había venido por sus cabales, de un modo perfecto, como resultado de unas elecciones. Todo un régimen caía sin sangre, para asombro del mundo. Ni siquiera el crimen profético de un loco, que hubiera eliminado a un traidor (habla de Lerroux), turbó la paz en aquellas horas. La República salía de las urnas acabada y perfecta, como Minerva de la cabeza de Júpiter.

Así recuerdo yo el 14 de abril de 1931.

Desde aquel día –no sé si vivido o soñado- hasta el día de hoy, en que vivimos demasiado despiertos y nada soñadores, han transcurrido seis años repletos de realidades que pudieran estar en la memoria de todos. Sobre esos seis años escribirán los historiadores del porvenir muchos miles de páginas, algunas de las cuales, acaso, merecerán leerse. Entre tanto, yo los resumiría con unas pocas palabras. Unos cuantos hombres honrados, que llegaban al poder sin haberlo deseado, acaso sin haberlo esperado siquiera, pero obedientes a la voluntad progresiva de la nación, tuvieron la insólita y genial ocurrencia de legislar atenidos a normas estrictamente morales, de gobernar en el sentido esencial de la historia, que es del porvenir. Para estos hombres eran sagradas las más justas y legítimas aspiraciones del pueblo; contra ellas no se podía gobernar, porque el satisfacerlas era precisamente la más honda razón de ser de todo gobierno. Y estos hombres, nada revolucionarios, llenos de respeto, mesura y tolerancia, ni atropellaron ningún derecho ni desertaron de ninguno de sus deberes. Tal fue, a grandes rasgos, la segunda gloriosa República española, que terminó, a mi juicio, con la disolución de las Cortes Constituyentes. Destaquemos este claro nombre representativo: Manuel Azaña.

Noticias del día:
PCE apuesta por la ruptura del pacto constitucional y abrir un proceso por la III República para superar la crisis

Antonio Machado y la Tercera República española

Mañana siempre será el 14 de abril

70 años sin República

Revista de Estudios sobre Antonio Machado Magnífico álbum iconográfico

Deja un comentario

Archivado bajo Derechos, Personal

Creer no da derechos

Wordle: Creencias fuera del debate legislativo
Esta imagen, sacada del blog charlatanes.blogspot.com, para mí no necesita más comentarios.
charlatanesblogspotcom

Deja un comentario

Archivado bajo Derechos

La VERDAD nos hará LIBRES!

Wordle: Laverdad nos hará libres

Tú eliges...

Tú eliges...


Si quieres seguir una revisión de la película Matrix pincha sobre la imagen

Análisis filosófico de Matrix

Siempre he tenido cierta tendencia a interesarme por los secretos, las conspiraciones, las intrigas, no con un afán morboso ni por pura curiosidad, sino por la necesidad que tengo de mirar la otra cara de la moneda, la necesidad de identificar la realidad o, al menos, la mayor parte posible de ella.
De preguntarme ¿Por qué?
matrix-07
La realidad se nos muestra según la relación que nuestra mente tenga con ella… si respetamos la realidad como algo externo e independiente, mente y realidad quedan vinculadas por los principios de verdad y de amor y la creencia resultante es que un humano que no se fundamenta en la realidad, es un humano enfermo. Conocer nutre la realidad y te permite distinguir lo verdadero de lo falso.
Otras mentes humanas, no aman la realidad, son hostiles a todo lo externo que no se adecue a sus propios delirios, transformando, dañando o destruyendo según sus intereses; supervivenciales, de poder, de dominio, crematísticos, intereses vengativos basados en rencores y resentimientos, etc;.. se vean afectados.
La eterna lucha de contrarios, el bien y el mal, egoísmo y altruismo… la realidad contra la nada.
¿Existe la realidad? ó ¿es una producción del pensamiento?

Krishnamurti nos muestra que el enemigo puede estar en casa y nos deja abierta una puerta a la realidad por si queremos escapar de la mentira:

Los humanos poseemos un mecanismo único en la naturaleza, el cerebro, una máquina de una perfección inigualada hasta el momento y que nos condiciona desde nuestro nacimiento.
El cerebro nos está jugando, en estos momentos de la Historia Humana; y puede que a lo largo de toda la Historia conocida, les haya pasado a miles de generaciones; una mala pasada: nuestro cerebro actúa perezosamente.
Influenciado, por su propia mecánica y por lo que particularmente cada uno de nosotros aporta y en qué manera a su conformación, nos impide, continuadamente, ser felices. ¿Por qué?
Porque, posiblemente no nos deja ver la verdad.
Nuestro pensamiento es la respuesta de la memoria almacenada en el cerebro, cuando el cerebro actúa como registro, es porque necesita tener seguridad de que lo que se piensa va a permanecer (percepción), el cerebro registra una imagen permanente que puede confundirnos, pues en la realidad lo que se repite ya no es la verdad, el pasado no es lo real.
El conocimiento que desarrollamos en nuestro cerebro se basa en la observación, la experiencia y otras herramientas que procesan un pensamiento limitado e incompleto y como resultado obtenemos una imagen que nos permite elaborar creencias en las que fundamentar acciones. Pero y sí con ese pensamiento incompleto y limitado, nuestro cerebro nos condiciona, perezosamente, a elaborar imágenes neuróticas, ilusorias o de continua evasión ¿qué acción existe que sea correcta? ¿Cuál es la verdad?
En la tradición occidental es difícil encontrar solución a este dilema, pues en Occidente dudar ha sido siempre (hasta ahora…) una herejía.
Con cierta influencia oriental y sin perder nuestra imagen racional/occidental, pero sí intentando transformarla, podemos ejercitar nuestro cerebro, sacudiéndolo de su pereza funcional.
La realidad se percibe por observación directa, en dicha observación no debe existir observador que representa el pasado, una idea o una abstracción, solo observación, como capacidad de mirar y comprender inteligentemente. Mirar una montaña y ver la realidad, escuchar a tu mujer y tus hijos o a tus amigos y hacer la realidad, no una imagen fija, perezosa.
“Para encontrar la verdad hay que vivir una vida extraordinaria sin más seguridad que la que proporciona la inteligencia conseguida por la percepción directa”.

Carlos, un psicólogo de Madrid, de cuyo apellido no consigo acordarme, me dejó unos artículos donde respondía a la pregunta:

¿La lógica del pensamiento es o no es suficiente para la elaboración de todo lo real? Si la realidad fuera un artificio producto de la lógica del pensamiento, entonces eso que llamamos realidad no tendría secretos para su creador, no existiría el descubrimiento de la realidad en tanto fenómeno singular. No habría lugar a la formulación de un problema ni al de una pregunta ¿Qué va a preguntar la mente si todo lo sabe porque ella misma contiene ese “todo”? El propio pensamiento, tal como lo entendemos, no existiría. Y ésta es una idea clave. Sin realidad independiente, el pensamiento no tiene posibilidad de existir y por tanto mucho menos de “producir” la realidad. La existencia misma de la pregunta “¿existe la realidad?”, es prueba inequívoca de su existencia. Por otro lado, ¿con fundamento en qué va a dudar el propio pensamiento de que exista algo diferente a sí mismo si de hecho él mismo fuera todo?
El pensamiento, en sí mismo, no tiene, por tanto, posibilidad alguna de generar la realidad tal como la entendemos. Más bien parece que en cierta medida está generado por ésta. Puede que haya realidad sin conocimiento pero lo que no puede haber es conocimiento sin realidad. Pero, al menos, como escribió el poeta Yeats: ” aunque nos sea imposible conocer la verdad, podemos vivirla”.

A lo que voy es que creo que hay muchas mentes humanas que consiguen manipular, transformar o destruir la vida de mucha gente porque conocen muy bien la pereza mecánica a la que tiende nuestro cerebro. Y saben jugar sus bazas, mediante la creación o invención de conspiraciones y el diseño adecuado de intrigas, consiguen hacernos dudar de nuestra manera de ver las cosas, de nuestra capacidad de ser razonables (tener razón) y no solo racionales

¿Cómo consiguen, unos pocos, controlar la vida de tantos? muy fácil, por medio del control de la educación y los medios de comunicación.

Henos aquí nosotros, aspectos únicos y eternos de conciencia con una infinidad de potencial, pero nosotros mismos nos hemos permitido convertirnos en una irreflexiva y no inquisitiva masa informe de conformidad y uniformidad. Un rebaño.
Una vez que cedemos a la mentalidad de rebaño podemos ser controlados y dirigidos por una pequeña minoría. Y lo somos.

esclavitud1

Y además participamos activamente en el guión que nos imponen los manipuladores, de manera que nuestra vida condicionada condicione a nuestros hijos:

“una generación programada ayuda a programar a la próxima sino respeta el derecho de los demás a a ser ellos mismos”.

¿Por qué?
– tenemos miedo de ser nosotros mismos.
La respuesta podía ser:
_ el clavo que sobresale del resto es el primero en ser golpeado.
Y yo digo:
_ los golpes me harán más fuerte. No hay temor en mi interior. El miedo viene de fuera, si lo identifico tendré la posibilidad de enfrentarlo y anularlo.
¿Por qué?
– tenemos miedo a quitarnos la careta de la uniformidad y mostrar la singularidad que todos representamos.
La respuesta:_ porque somos más lo que tenemos que lo que realmente somos.

Bien, y éste es el mensaje para mis hijos, es tiempo de armarse de valor,

Somos una conciencia que evoluciona en un viaje eterno hacia mayor amor, conocimiento y entendimiento, pero hemos olvidado esto y hemos sido animados a olvidarlo.

porque las consecuencias de mantenerse callado van a ser, a la larga, peores que hablar claro y estar orgulloso de lo que yo (y vosotros) pienso y lo que yo (y vosotros) soy. No cejéis en el empeño de ser mejores personas (la medida debéis de ser vosotros mismos) y pensad que lo importante no es saber muchas cosas, sino saberlas bien. Os quiero.

Fuentes:
David Icke y su libro “Soy yo, soy libre”
El proyecto matriz

Enlaces a vídeos relacionados
Armas de desinformación masiva
El observador
El Gran Dictador (discurso final subtitulado en español)

Introducción a Ken Wilber
Qué es la “Realidad”, según Philip K. Dick
La física cuántica le dice adiós a la realidad

Deja un comentario

Archivado bajo Personal, Segovia, universidad