Archivo de la etiqueta: masqueperro

Ejemplo de Testamento para los hijos y seres queridos(Apuleyo Soto)

Todo lo que aquí veis
cultivé por vosotros:
unos ciruelos claudios,
unos membrillos de oro,
unos verdes manzanos,
también llamados pomos,
unos pinos peinados,
unos almendros broncos,
unos prunos morados,
unos plátanos combos,
un frambueso polaco,
un castellano olmo,
un albaricoquero
y un olivo oleoso.

Convertí las arcillas
en terreno arenoso
para que las raíces
se esponjaran al fondo,
y surgieran judías,
cebollinos, repollos,
acelgas y tomates,
girasoles en corro,
puerros, pepinos, habas…,
todo de todo, todo.

Traje una vid navarra
porque me diera mosto
el día que volví
al Magisterio honroso
y un nogal que aún no ha abierto
su cascarón redondo
en el que se concentra
un cerebro escabroso:
Así es la nuez cascada
que nos produce asombro
con circunvoluciones
de enigmático embrollo.

Antes (y por si acaso
alguien pusiera coto
a lo que yo comprara
con esfuerzo costoso)
limité con la cerca
de piedras, trozo a trozo,
lo que al fin se mostrara
tentador a los ojos:
¡Miradlo cómo crece!
¡Es hermoso, es hermoso!

Los robles ya se erguían
aun sin estar nosotros,
y las zarzas punteras,
que pincharon mis dorsos,
mas contento estoy de ellas
y su fruto coloco
sobre la nata nívea
y el retumbante coco.
Este es su tiempo pleno
de pasión, y las cojo
para que en el invierno
me sirvan de socorro
cuando el agricultor
que soy yo, sí, soy yo
-quizás un algo loco
y con grandes manías-
ceda sus brazos flojos
y se meta en casita
como cualquiera otro,
al hogar de la lumbre
y a ver caer los copos
tras las ventanas, cejas
del campo bravo y hosco.

Pues…para lo descrito
abrí además un pozo,
que deberéis ahondar
al deshojarse otoño:
Las aguas se sumergen
día a día, y no es poco
que el climático cambio
resista a sus embozos
por los rizomas planos
y el cieno que fue polvo.

Entretanto escribí,
por liberar el lomo
curvado como el hierro
del azadón umbroso,
artículos y cuentos
que están en varios tomos.
(A veces, asimismo,
empiné, dulce, el codo.
No lo niego. En el vino
y en su placer gustoso
el hombre se resarce
del trabajo monótono)

Ya todo está dispuesto.
Mi testamento os dono.
Ser padre es la mayor
riqueza que amontono
y la mejor cosecha
que heredaréis, supongo.
No me olvidéis; mi vida
tiene sentido por vosotros.

Aquí, y en esta mesa
tan firme como el plomo,
firmo el poema, a cinco
de septiembre. ¡Qué gozo
verme recompensado
con mis hijos en torno!
Por favor, no lloréis;
reir, y hombro con hombro
manteneros erguidos
como los altos chopos.
Riamos, que es un río
la vida, sin retorno,
pero nos ha juntado
y ese sí que es el colmo
de la felicidad.
Ninguno es más que otro.
Ninguno se apoquine.
Ninguno vague solo.
Enramados os quiero,
brotes del mismo tronco.
Levantemos la copa.
¡Brindemos, mis retoños!
Yo me iré, qué remedio;
yo me iré, no sé aún como,
pero he sembrado mucho.
Sembrad también vosotros.

http://alhilodelavida.blogspot.com.es/2012/10/ejemplo-de-testamento-para-los-hijos-y.html

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Personal

Así veo cuando soy perro

Palideces detrás 

de tus jugosos aromas

 

Así cuando soy humano

Deja un comentario

Archivado bajo biología, Fotografía, Personal

Sorprendido

Sobre la Cañada

Deja un comentario

Archivado bajo Personal

El fin del mundo


Un día 16 de diciembre de hace 21 años, recuerdo ir a buscar a mi padre. Hacía un frío que pelaba, a pesar de ello, él se empeñaba en ir al huerto a remover la tierra con una mula mecánica. Era su pasión, y la nuestra; comer en casa los productos que esa huerta nos proporcionaba, es de las cosas que no tienen valor posible de medición. Cuando llegué… había nevado sobre el jardín y el tejado de la casa, sobre el pozo y la valla, aligustres y rosales, parras, arizónicas, fresas y cebollas, ajos, patatas, sauces y álamos. Todo era una extraña luz blanca.
Y él estaba allí. Había nevado sobre su frente, con ganas, y su pecho estaba blanco y sus piernas eran blancas columnas que no sostenían nada. De repente había nevado sobre sus ilusiones y temores, sobre todo nuestro sustento. Bajo un manto blanco quedó arropado. DEP.

Más allá de donde vinimos,
más allá,
más allá…
Nunca me he sentido así, tan ensimismado en la vida… a pesar de la poca luz que penetra mis retinas, el mundo iluminado, con todos sus colores, abotarga mi mente cansina. Reconozco los verdes de los campos en mayo y de los pinares todo el año; el gris de mis montañas, fronteras excitantes que siempre han terminado a mis espaldas; el azul del mar lejano, ese azul que solo veo ahora cuando con Él me lleva… y el del cielo inmenso que está en todas partes y al que no quiero ir de ninguna manera; marrones y rojos tierra; las luces sin colores… de la ciudad que me alberga…
Sonidos apenas me llegan, pero suenan… rebotando en las paredes de la habitación blanca… rastros de antiguas canciones, de miles de pájaros, de las hojas frescas, buyendo, en los árboles que aquí se quedan… las risas de mis hijos y sus quejas; voces apagadas de las palabras vividas, sentidas y negadas… todas las palabras amadas me consuelan…
Lo último que he comido, no me ha sabido a nada, pero que me importa si todos los sabores he catado: el sabor salado de las lágrimas ajenas, el amargo líquido que desprende la pérdida, el sabroso gustillo de las naranjas, ácido y dulce, como el de la vida que se me escapa; el acre sabor del vómito en la garganta… y sobre todos, el sabor amable que tiene la gente sana.
Olores, los de la mañana, el de la hierba segada; los que dejaron los que se fueron y el que dejo yo, a los que siguen aumentando la lista humana; olores de mierda y olores que inflaman; tus olores, los míos que ya no son nada…
Queridos todos ya no veo las paredes de la habitación blanca, ni os oigo preguntarme nada y mi gusto es estar todavía aquí un minuto oliendo vuestra presencia cercana… que ya apenas noto, dadme la mano, lo último que ya siento. El tacto… Adiós.

Deja un comentario

Archivado bajo Personal

¿Qué haría Segovia sin el acueducto?

El Acueducto es símbolo, signo y referencia para los segovianos y para todos los que han estado a sus pies y sentido sobre ellos el peso de la piedra, del paso pesado del tiempo, de la historia explicada monótonamente en cada hilera de berroqueña. El Acueducto resume, en una imagen continua, los avatares no solo de Segovia sino del mundo.
Casa con muchos balcones, como símbolo de permanencia nos aporta ese puntito de falsa tranquilidad que proporciona el conocimiento de lo duradero. En su fortaleza se han mirado todos los grandes, aunque en muchos casos, no tan honestos, personajes que adornan la Taberna de Cándido. Y también los “ordinary people” consiguen sacar una lección de la impresionante obra: – ¿Sabes que las piedras están asentadas unas sobre otras sin ningún tipo de argamasa? La unión hace la fuerza.

Navegando he visto esto:
pincha para ver el vídeo

Que terrible sensación. Qué nos provocaría que un día bajáramos y viéramos la puente caída.
Como una “precuela” de tiempos que pueden llegar os dejo este vídeo. Se advierte que su visión puede herir la sensibilidad de los muy muy segoviano/as… y de algunos que acostumbran a escurrir el bulto.

Dynamic simulation of the collapse for the Acueducto de Segovia from Pyton Producciones on Vimeo.

El making off

Deja un comentario

Archivado bajo Acueducto, Internet, Personal, Segovia

Google maps me ayuda a recordar.

Villada.Palencia.


Aunque nací en un hospital de la capital, Palencia, considero mi lugar natal, este pequeño pueblo de Tierra de Campos: Villada. Cabe resaltar de él que, en la Plaza Mayor, estaban las primeras instalaciones de las famosas, gracias a su lema, ” Y el toro dijo al morir: siento dejar este mundo sin probar Pipas Facundo“; secaderos y tostadoras ocupaban la trastienda de los amigos de mis padres, Lola y Facundo, donde nos vendían un cucurucho de papel de periódico, de los de entonces, por 2 reales.
Siete felices años transcurrieron en estas tierras, donde aprendí a liberarme de la pecina de el Río Sequillo, que por allí pasaba, y de las manos de mi madre cuando llegaba embarrado hasta las rodillas; aprendí a rezar al único dios, formando firmes filas con las monjas, para ver en el jardín, el primer audiovisual que recuerdo, casi no se veía aun la TV, ” Historias de Vida y Luz”, unas grandes láminas en color, sobre las cuales, una monja nos narraba La Biblia. No tengo muchos recuerdos, pero hay una anécdota muy divertida que quiero contar. Después de una barrabasada de las mías mi madre me encerró en un balcón que daba a la calle, Claudio, mi vecino, tenía un camión y cuando llegaba a casa me vio en el balcón, se subió a la caja, rescatándome de las frías y solitarias alturas de mi temporal prisión. Me llevó a su casa y me dio rosquillas y vino sobre la puerta de la gloria. Cuando mi madre fue al balcón y vio que yo no estaba, se enfadó, todavía más, creyendo que me había escapado. Con los nervios al borde del colapso y, al mismo tiempo, angustiada por la preocupación, yo no tenía más de seis años, mi madre apareció en casa de los vecinos preguntando por mi… Y aprendí lo que es la lucha de contrarios, el amor-odio, el que quien bien te quiere te hará llorar. Desencajada, me abrazaba y me daba azotes en el culo, a la vez, lloraba y reía, me reprendía y me perdonaba. Los vecinos, que me querían mucho, terciaron y con una rosquilla más para mi, y una copita de anís para mi madre esta historia quedó como una de las anécdotas familiares más contadas.
Me fui de Villada como llegué a los dos días de nacer, en coche, un seiscientos me trajo y un cuatrolatas me llevaba a un destino desconocido. “Un pequeño paso para la humanidad un gran paso para mi”

Villada org

Deja un comentario

Archivado bajo Personal

Paseo fotográfico por el Río Pirón

Un interesante blog sobre Segovia que acabo de descubrir: http://goo.gl/wKk1F
Wordle: Untitled

Fresno


agua

agua



p40308102



Ermita de Santiaguito

Ermita de Santiaguito


He caminado sobre las aguas

He caminado sobre las aguas


... el cielo a mis pies

... el cielo a mis pies



Fuentedura

Entrada a la cueva
La sala de estar
A las habitaciones
Esto antes estaba lleno de berros
solo quedan estos

p4030850
Desde Covatillas
p40308571

la octava

Peñasrubias

Más información:
Cañones de los ríos Viejo y Pirón
Un recorrido por el románico rural.
El valle en Google
http://www.trotamontes.org/marcopiron.htm

5 comentarios

Archivado bajo Fotografía, naturaleza, Rutas, Segovia, Una tarde en...